En las impresoras láser, se disponen de más consumibles que los propios toner, y estos otros consumibles (tambor, cinta de arrastre, recipiente de tóner residual, etc.) tienen un precio que con un poco más te compras una máquina nueva y mejor.

Estos cambios compensan cuando estamos hablando de máquinas con un valor superior a 1.000€ que realmente te compense pagar un cambio que te puede costar 300€ tranquilamente.

Todos sabemos el “truco” de agitar el tóner cuándo empieza a pitar de que hay que sustituir para que nos aguante unas copias mas. Pero esto no pasa cuando estamos hablando del Tambor o de la cinta de arrastre (OPC).

El caso del que voy a hablar como resetear el contador, sería de la máquina Brother MFC-9420CN, que viene equipado con una cinta OPC calculado para unas 60.000 copias.

mfc9420cnfrontpc

¿Que pasa cuando llega el contador a dicha cantidad? Pues muy sencillo, la máquina avisa de que tienes que cambiarlo.

¿Que pasa cuando llamas al servicio técnico del fabricante para informarte de dicho error? Te recomiendan que cambies la cinta de arrastre

¿Que pasa cuando preguntas por el precio de este componente? Pues muy sencillo, se te abre la boca de lo caro que es…

Me ha pasado que esta máquina con un tiempo de 1 año desde su compra ha llegado a su ciclo de vida de 60.000 copias y el error empezó a pitar a cada momento que sacabas una copia, y pasado un punto, dejó de imprimir.

En este modelo podemos probar lo siguiente, con lo cuál reseteamos los contadores de la impresora y la máquina piensa que tiene todas las piezas nuevas.

  1.  
    1. Apagamos la impresora
    2. Encendemos la impresora con los botones 1 y 7 pulsados, no los soltamos hasta que veamos el texto “Reset”
    3. Pulsamos 1 para confirmar

Ahora si entramos vía web en la impresora o imprimimos un informe para ver su estado, veremos que la cinta OPC marca 60.000 imágenes disponibles, al igual que los demás componentes.

Resultado? Pues no será el mejor, pero bien que te ahorras 400€, la máquina sigue imprimiendo como el mismo día y ahora hasta que rompa… Actualmente de la máquina que hablo lleva sus 20.000 copias impresas de más, sin que dé ningún error en pantalla ni nada.

Este modelo dispone de un recipiente de tóner residual que hay que vaciar de vez en cuando, bueno, según los fabricantes te tienes que comprar uno, pero bueno, que vale sus 25-30€.

Es tan sencillo como quitarlo de la tapa de la derecha, vaciarlo en una bolsa, cerrarlo y reciclarlo corresponde.

Y estas dos cosas vienen porque si empiezas al cliente a decirle que tiene que cambiar mil piezas de la máquina con un año de vida y que le va a salir todo en 500-600€ (como lo costó en su día) le da la risa…