Las máquinas Brother láser HL-4040CN, HL-4050CDN, HL-4070CN, DCP-9040CN, DCP-9440CN todas usan los mismos tóners y tambores que son los modelos siguientes:

DR130CL
Unidad de tambor
TN130BK
Cartucho de tóner Negro
TN130C
Cartucho de tóner Cian
TN130M
Cartucho de tóner Magenta
TN130Y
Cartucho de tóner Amarillo
TN135BK
Cartucho de tóner Negro de larga duración
TN135C
Cartucho de tóner Cian de larga duración
TN135M
Cartucho de tóner Magenta de larga duración
TN135Y
Cartucho de tóner Amarillo de larga duración

Como bien se sabe en todas las máquinas láser, estas disponen de contadores que van anotando todas las impresiones que haces, de forma que cuando llegue al límite fijado por los fabricantes, estos empiezan a avisarte de que hay que sustituirlo porque está agotado.

Hace unos días me pasó con un cliente que dispone de una máquina Brother HL-4040CN en la cuál le avisaba de que el tambor (DR130CL) estaba agotado y ya no imprimía más (~ 20.000 copias).

A continuación escribo los pasos para “resetear” estos contadores y engañar a la máquina para que piense que el tambor que tiene puesto es nuevo y aguante otras 20.000 copias más (igual algunas menos, pero nos aseguramos de que se agote completamente y no porque no lo diga la máquina).

  1. Abrimos la cubierta de los tóner/tambor
  2. Mantenemos pulsado la tecla “CANCEL”
  3. Pulsamos la tecla “Reimpresión” pero no dejemos de pulsar la tecla Cancel.
  4. Ya entramos en el menú para hacer reset de los tóners, con las flechas nos podremos mover entre los diferentes tóner, los que tienen la “S” al lado del modelo son los tóners de capacidad standard (TN130BK, C, Y, M) y los que tienen “H” son los de capacidad de larga duración (TN135BK, C, Y, M).
  5. Con seleccionar el que nos interesa y darle a OK ya nos restablecerá el contador.

Para hacer reset del tambor, debemos hacer los siguientes pasos:

  1. Abrimos la cubierta de los tóner/tambor
  2. Mantenemos pulsado la tecla “Go”
  3. Pulsamos la tecla de flecha arriba mientras tenemos Go pulsada.
  4. Ya nos muestra los modelos del tambor (drum), etc.

De esta forma podemos ahorrar algo de dinero y sacarle algo más de provecho a los componentes de la máquina.

Eso sí, ya cuando se empiece a deteriorar las impresiones tendrán peor calidad y ya si queremos sacarle más calidad, no nos quedará otra que comprarnos el tambor o tóner nuevos.